Bienvenido

Buenos días. Bienvenido a una localización virtual en el ciberespacio donde al fin revelaremos al mundo lo que sucede aquí en un centro de entrenamiento mental que llamamos Endeavor Academy. Te hemos invitado a participar con nosotros para que tal vez, puedas considerar, tal como lo han hecho todos los presentes en este centro, la premisa fundamental que te ofrecemos utilizando Un Curso de Milagros sobre la idea de una facultad o centro de entrenamiento mental donde puedes realizar tu propia iluminación.

Estamos reunidos aquí en la biblioteca de Endeavor Academy en Lake Delton, Wisconsin. Y me llaman, en este centro o en las facultades del mundo ya sea por aceptación o negación, Master Teacher (Maestro de maestros). Tal como me describen, un “Maestro de maestros”, mi preocupación, si has estado viendo mis videos, es que tal vez tú estés considerando la idea de una posible comunicación entre nosotros utilizando nuestra mente.

La idea de poder continuar practicando bajo el auspicio de un programa de entrenamiento mental, el hecho real de que sea posible alcanzar un estado evolutivo de iluminación de la conciencia, es lo que te estoy intentando describir ahora. La expresión de tu aceptación del ofrecimiento de la luz de mi mente no puede sino ser una indicación de que estés soltando las defensas de tu ser conceptual.

La parte más difícil del entrenamiento inicial de Un Curso de Milagros es la premisa fundamental de que el milagro, esto es, la certeza creativa de una fuente total de propósito creativo que es eterna, Dios, opera completamente todo el tiempo, sin requerir tu necesidad de definirlo.

La enseṅanza es tan fundamental que en un momento te parecerá obvio que es en el ser conceptual donde se lleva a cabo el rechazo a la idea básica de que hubiera vida eterna. De manera que las enseṅanzas que ofrecemos por medio de Un Curso de Milagros vienen de la mente de Jesucristo resucitado, quien nos instruye sobre una alternativa completa que representa por un momento, la vida eterna como una posible substancia real, sin estar basada en ningún concepto.

Y de momento estás ahí sentado conmigo. Viniste a la Academia, o tal vez viniste de visita a este lugar, y te encuentras ahí sentado compartiendo con otros estudiantes la idea fundamental de que exista una práctica de la renuncia de tu ser conceptual que puede mostrarte una alternativa en tu mente. ¿Y funciona eso? ¿De veras? De manera que las expresiones, la hipérbole de Un Curso de Milagros, que establece tan enfáticamente que eres el salvador del mundo, son indicaciones de que como parte de tu totalidad, esto es, la asociación conceptual que tienes contigo mismo, hay una alternativa completa que te expone como una representación de una totalidad de forma mental tal como Dios te creó.

Array ( [type] => )