Una invitación un gran experimento

Observa si la religión de tu naturaleza y la filosofía de tu ser pueden ser integrados mediante la ciencia de tu mente hacia una nueva realidad intrépida y resplandeciente la cual es tu destino evolutivo.

Nuevamente, “recuerda que es imposible que lo que te esté ocurriendo sea por accidente”. Podrías simplemente decir, “este es el momento en el que elijo despertar”, y será verdad tal como siempre lo ha sido.

A todo tu alrededor se encuentran los maestros que haz escogido para tener ayuda y acelerar la confrontación necesaria entre tu identidad objetiva y la mente universal que te rodea la cual es eterna y perfectamente creativa para que puedas tener tu experiencia inevitable de resurrección e iluminación.

Lo que temías, y lo que has estado negando con tu miedo posesivo, es tu propia iluminación. Estás retornando a la mente de Dios mediante el recuerdo de tu transformación de un ser temporal a la realidad de la vida eterna. De manera que aquí mismo, ahora mismo, este es el momento de tu paso de la muerte a la vida.

Esta es la enseñanza de iniciación o la determinación de una mente individual de reconocer y regresar a su propio ser pleno y universal. Es el paso de transición del tiempo a la eternidad, de esta aparente pesadilla de separación al recuerdo de ser perfecto tal como fue creado por Dios. Esto se logra mediante una re-asociación resplandeciente de tu identidad perceptual individual.

Este es tu despertar y cada obstáculo que la paz deba cruzar se supera exactamente de la misma manera: el miedo que lo originó cede ante el amor que se encuentra detrás y así, el miedo desaparece .

Array ( [type] => )