#realidad-subjetiva #psicología #ciencia #arte #academia

“En mi opinión…”: El colmo de la demencia

No se trata nunca de esto o de lo otro

La condición humana tiene una frase predilecta, “En mi opinión…”. Tú te ríes, pero estás basando tu realidad en las opiniones que tienes. Escucha como ocurre esto, “Yo opino que…” ¿Mi realidad no va a estar basada ahora en mí sino en la opinión que tengo acerca de mí? No lo subestimes, porque se trata de la Lección 139 (Aceptaré la Expiación para mí mismo) y la verdad es que en realidad tú no te das cuenta que esto es lo que la condición humana hace todo el tiempo. Puedo hacer que dejes de hacerlo. Uno de los primeros pasos que tomas es parar de hacerlo. Pero no hay duda de que la condición humana objetiva que dice “En mi opinión…” literalmente se ha desconectado de lo que es y se utiliza a sí misma para confirmar las opiniones que ha asociado acerca de sí misma.

¿Están todos de acuerdo con esto? A esto se le llama el enfoque científico. ¿Lo pueden ver? Es una asociación de una construcción objetiva de la mente. ¿No les parece bien? Obviamente, si les digo “En mi opinión…” lo que estoy diciendo es que yo estoy teniendo una opinión acerca de mí. Ahora tengo un punto de partida para todo lo que hago, vamos, tú enseñas, la mente humana enseña asociaciones que formula en opiniones. Es algo tan fundamental y aún sigues sin darte cuenta.

La realidad del mundo está basada en una construcción que adultera el mecanismo del proceso de pensar. No se incluye en el poder que utiliza al construir sus propias opiniones.

¿Lo puedes ver? A esto se le llama pensar, eso es lo que el proceso de pensar es. ¿No es así? Literalmente, te conviertes en una opinión sobre ti, o más sutilmente y de manera continua te conviertes en la opinión que otros tiene de ti ya que tú les has presentado la opinión que tienes acerca de ti, y ellos entonces establecen una correspondencia entre la opinión que tienen sobre ellos y la que tú tienes de ti. ¿No es cierto?

Eso es lo que haces. Te pasas compartiendo lo que opinas de ti. Eso es el colmo de la demencia. La razón por la cual Jesús lo considera el colmo de la demencia es que obviamente una opinión acerca de ti no puede tener absolutamente nada que ver con lo que tú eres. Vas a ser lo que eres independientemente de la opinión que tengas. Todo va a ser lo que es independientemente de cómo se construya a sí mismo en su relación con su realidad aparente.

Quiero que esto sea razonable para ti, en la medida en que lo mires con detenimiento, te resultará razonable. Te va a parecer razonable el que la condición humana no sea sino una opinión acerca de la nada, al ser meramente la opinión de la opinión. Una vez la condición humana se desconecta de su propia asociación opera bajo el principio de una realidad objetiva y determina el conocimiento de sí manteniendo la separación o llevando a cabo un veredicto entre sus pensamientos asociados.

¿Entiendes lo que te digo? Te estoy enseñando a no hacer eso. Aquí tenemos Un Curso de Milagros- para enseñarte a no establecer asociaciones con las opiniones que tengas sobre ti porque éstas no tienen nada que ver con lo que eres. Obviamente, si no estableces una asociación con lo que opinas de ti te convertirás en nada. Porque lo que opinas de ti define lo que eres.

“En mi opinión...”
¿La opinión de quién?
“La mía”.
¿Quién eres tú?
“No sé.”

“En mi opinión…” ¿La opinión de quién? “La mía” ¿Y quién eres tú? “No sé.” Nota que ya él ha admitido no saber quién es. Esa es la parte demente de esto. Lo que le da más miedo mirar es el no saber quién es, de dónde vino y qué es lo que está haciendo. Él sabe que esto es así, ya lo ha admitido, pero en su desesperación continúa construyendo una opinión acerca de lo que es. Y para cualquier mente íntegra, para cualquier mente despierta esto no tiene absolutamente ningún sentido porque una mente que está despertando, siente desde el principio la frustración del descubrir que todos son meramente una opinión.

Ahora, hablar de dónde se encuentran ustedes en la mente a nivel individual con respecto a esto y lo otro es una enseñanza avanzada, es sumamente sencillo debido a lo elevado que es. No tengo la más mínima idea de donde te encuentras a nivel individual en tu asociación con una opinión que tengas acerca de ti. Lo único que puedo decirte es que cualquier opinión que tengas acerca de ti no tiene absolutamente ningún significado. No podría tener significado alguno. ¿Lo puedes ver? ¿Te sientes cómodo con esto? No me interesa saber cuál es tu nombre. Si dices tu nombre lo que haces es expresar una colección de opiniones sobre lo que piensas que eres. ¡Es asombroso! ¿Estás de acuerdo? Lo que quiero que veas es lo que es la condición humana. Lo primero que hago es motivarte a examinarte a ti mismo. Tengo que hacerlo para que desde el principio puedas mirar qué estás haciendo con tu relación perceptual. Esto es lo que se presenta en los primeros capítulos de Un Curso de Milagros, voy a tratar de mantenerme al margen del curso tan solo por un momento.

Obviamente, fui un ser humano, déjame ver si puedo enseñar esto – yo fui un ser humano porque obviamente me adjudiqué un nombre y tenía opiniones acerca de mí. Pero independientemente de donde fuera a buscar opiniones que me describieran, nunca me dejaron satisfecho. No es que me faltaran opiniones. Traté de el enfoque científico de utilizar una opinión acerca de mí.

El concepto fundamental de toda mente perceptual es que, tiene que ser esto o lo otro. Mi canción favorita, “tiene que ser ésta o la otra”, y la canción se termina y te sientes convencido de que va a ser ésta o la otra. Así, en cada momento eliges si va a ser esto o lo otro. Eso es lo que es el pensamiento perceptual. El pensamiento perceptual es esto o lo otro. Así es como funciona la mente. Sin importar lo que utiliza para llegar a continuas conclusiones sobre esto o lo otro. No hay duda de que eso es lo que hace la mente humana, la mente perceptual. Esto es sumamente fundamental para esta enseñanza. Es un mecanismo de decisión que valida una relación objetiva. Lo que en realidad valida es el espacio y el tiempo. “Lo otro” es el espacio, “Esto” es el tiempo. Lo otro es lo que el espacio es, esto es lo que tiempo es en mi mente.

La manera como los científicos intentan resolver el problema, un problema de una realidad objetiva que no tiene solución, es sencillamente, tiene que ser eso otro o aquello. A esto se la llama la mente. Lo que la propuesta científica hace es desconectarse de la ecuación. Ahora, no pareciera que lo hubiera hecho y existe un elemento particular que entra en juego. Pero la meta del aspecto razonador de la mente es desconectar por completo su proceso de pensamiento de sí. Y en esto radica el supuesto conflicto entre la ciencia y la religión. Porque obviamente la religión va a tener que evolucionar su propia asociación. Y así la religión se siente ofendida por la ciencia no querer incluir la mente en su asociación.

De manera que aquí tenemos la extraordinaria propuesta científica. Y entonces, toda la condición humana en su separación operando bajo el principio de esto o lo otro, se reunirá en una convención y acordará estudiar los otros que todos comparten. A esto se le llama Academia. Ellos literalmente no se involucran y son firmes al respecto, y si algún científico intenta involucrarse en la asociación de eso otro o aquello, se le dice “no es de eso de lo que hablamos”, estamos hablando de esto otro y de aquello.

Finalmente la realidad objetiva se torna absurda y no hay manera que lo que llamamos una mente razonable se pueda desconectar de la ecuación. Pero su realidad se fundamenta en su capacidad de hacerlo y lo puede hacer por tener la capacidad de separarse de sí misma. Obviamente, esto no es real, pero le va a parecer muy real y puede operar bajo el principio de nunca incluirse en la situación. ¿Conoces gente que funcione así? Es tan razonable que son capaces de escribir cientos de páginas acerca de Un Curso de Milagros expresando cuán de acuerdo están con lo que expone sin incluirse a sí mismos excepto para decir, “En mi opinión…” En eso consiste toda su participación. Su total involucramiento con el Curso de Milagros es decir, “mi opinión sobre el curso es”. Y así él se desconecta del curso y basa su realidad en el no involucrarse con lo que realmente es.

¿Logré que fuera accesible para ti? Resulta difícil hacerlo hasta que lo entiendes. Cuando entiendas lo que estoy tratando de decir será completamente obvio para ti que esto es literalmente lo que en tus tradiciones llamas, la mente. El intelecto, asociaciones intelectuales de la forma que utilizan al mínimo la parte de ellos que tiene que ver con el realizarse. Se trata absoluta y literalmente de una enseñanza de lo otro o aquello otro. Operan mucho mejor en lo otro porque así no tienen manera de involucrarse con lo que verdaderamente son. El colmo de lo otro es la total desconexión de sí mismo al construir relaciones humanas que operan de manera objetiva únicamente. Éstas por lo general son las relacionas humanas de mayor éxito. Operan de manera objetiva con respecto a la forma y nunca prestan atención a la participación del yo con la forma. Literalmente bloquean su mente.

Así es cómo funciona. La mente que opera partiendo de esto o lo otro debe ser esto o lo otro. Pero en realidad, no es ni esto ni lo otro. Es el poder que está utilizando para ser esto o lo otro. Es algo completamente diferente. Esto es el Curso de Milagros y estoy haciendo que resulte razonable para ti. Para que puedas ver que la condición humana se trata siempre de una decisión de ser esto o lo otro. Ahora miremos lo que conocemos como arte o expresión personal. Un verdadero artista se va a desvincular por completo de eso otro o aquello convirtiéndose en esto o esto. Va a estar convencido de ser de alguna manera un reflejo de sus propias asociaciones. Y de que está determinando su realidad partiendo de una comparación entre esto o esto.

Los artistas que entran en lo que tú llamas relaciones pasionales o del corazón van a tomar un lo otro y hacen que sea esto entrelazado con lo otro. Vamos a compartir este refresco con helado. No el otro que está allá. ¿Quién lo ve? El otro se trata de tú y yo estar examinando la bebida, “sí, tiene chocolate y también tiene… y yo opino que sabe diferente a los refrescos de helado”. Estamos compartiendo nuestra opinión acerca del refresco en vez de qué, en vez de compartirlo. ¿Tiene algún valor compartir el refresco con helado? Jesús dice que tiene valor compartir un refresco con helado porque en algún lugar dentro de la asociación se comienza a invertir el orden temporal.

La realidad objetiva está de por sí basada en un objeto que ha sido proyectado de asociaciones de la mente. ¿No es así? Si aceptas la premisa fundamental de que es así… no hay duda que aparezca objetivamente por ahí. No me importa si piensas que fuiste tú o fue otro el que lo hizo, estás construyendo tu realidad partiendo de esa asociación. Quizá logremos algún progreso por medio de la asociación de esto y esto o quizá mejor por medio de esto y lo otro. En vez de eso y aquello. El problema de asociar esto, lo cual es lo que eres; y el tiempo, con lo otro lo cual es el espacio’ es que vas a descubrir que no puedes ser lo otro, pero cada vez eres más esto. El ser cada vez más esto a ti te da miedo. Quieres que tu asociación en el espacio tiempo sea objetiva. Porque lo otro es literalmente tu espacio y tú dependes de lo otro para validar el esto. La premisa no cuestiona en este momento el que no seas otra cosa que esto o lo otro, o esto o esto, o eso otro o aquello o esto o lo otro o lo otro o esto. Sino que siempre se trata de qué, del reflejo de una asociación de una forma que se encuentra en una mente en el espacio-tiempo.

¿Habré logrado que de alguna manera te des cuenta que esto es lo que es la condición humana? Porque esto es lo que la condición humana es. Ésta es la condición en la que te encuentras. El entrenamiento que tiene que ver con el milagro o proceso de evolución para enseñarle a la mente perceptual a utilizar el poder de su propia mente conlleva una simple e inevitable declaración. Te la voy a ofrecer porque es el fundamento de todo el entrenamiento mental. No se trata nunca de esto o lo otro. Nunca se trata de esto o lo otro. Esto va a hacer que te sientas muy incómodo. La razón por la que mi mente íntegra te hace sentir incómodo es que yo siempre te voy a decir que no es nunca ni esto ni lo otro. La razón por la que sé que nunca se trata ni de esto ni de lo otro, es que he establecido por medio de la experiencia de mi asociación íntegra que literalmente no es ni esto ni lo otro.

Todo el mundo tiene que llegar a saber que el mundo no es real. Esa es una experiencia que el Curso de Milagros, que yo, puedo entrenarte para que tengas, si estás determinado a permitir que yo te informe utilizando la verdad universal que no se trata ni de esto ni de lo otro. Te estoy diciendo pura y llanamente que estás utilizando el poder de la realidad divina que es mente íntegra, lo que la mente es, para decidir si se trata de esto o de lo otro, cuando no es ninguno de los dos. No es ni esto ni lo otro. Obviamente tu mente va a continuar dándole vueltas al asunto y va a tener una opinión de que debe ser esto o debe ser lo otro, por eso lo llamamos Un Curso de Milagros. Es Un Curso de Milagros ya que la declaración va a ser, que independientemente de la asociación que sea, ésta va a ser siempre un factor de limitación en el espacio-tiempo.

Consideremos la metamorfosis de la condición humana. Utilicemos esta asociación de condición humana. Esta asociación de condición humana de mente perceptual, la cual es el cerebro medio, opera continuamente bajo la premisa de esto o lo otro dentro de su relación consigo misma. Es imposible que no lo haga. Esta asociación permite cierto nivel de distracción, lo que es la realidad, para entrar a esa asociación consigo misma pero solamente lo mínimamente necesario para validar una alternativa sobre lo que es que ya está en marcha. Te estoy enseñando y diciendo enfáticamente que la realidad no es una alternativa. La realidad no es una opinión o un dilucidar entre las relaciones establecidas por una mente perceptual. Obviamente, tú crees que eso es verdad, de lo contrario no podrías mantener la opinión que tienes acerca de ti, pero recuerda que toda mente perceptual hace lo mismo porque eso es lo que un ser humano es. El amor es soltar el miedo. Pero recuerda que el miedo es lo que es la asociación conceptual, no la manera como se identifica sino la simple necesidad que tiene de identificarse.

Fragmentos de
En mi opinión: el colmo de la demencia.
Tomado de la serie: “La misión – Sedona, Arizona, Estados Unidos”

En mi opinión: el colmo de la demencia.

Array ( [type] => )