EnglishEspañolDeutschPolskiNederlandsελληνικάItaliano

Política de Privacidad

EnglishEspañolDeutschPolskiNederlandsελληνικάItaliano

#salvación #singularidad #tiempo #maestro

La imposibilidad de salvadores múltiples

Un maestro absolutamente perfecto que haya completado su aprendizaje es suficiente

¿Cuántos salvadores del mundo se necesitan para suscitar una completa re ilusión de la gloria y de la realidad de no haberte ido nunca del cielo?

¿Cuántos? “Uno”. ¿Significa esto, uno aparte de ti? Bueno, parece que fuera así para algunas personas. Qué enseñamos, “Te salvaré si tú me salvas a mí”. Tienes que superar eso de alguna manera, ¿no? Porque en la manera como te has establecido no se lleva a cabo una salvación mutua. ¿Lo puedes ver?

Ahí tenemos una descripción específica –lo que esto de hecho dice es que es imposible que hayan salvadores múltiples. Meramente debido a la imposibilidad de algo múltiple. ¿Lo puedes ver?

Y aquí nos encontramos ahora, el cual representa el lugar al que Dios ha llegado y al que siempre vino a demostrarnos en nuestras asociaciones momentáneas temporales que somos perfectos tal como Él nos creó y que de hecho ya hemos ascendido al cielo. Nos encontramos ahora en el cielo, recordando por tan solo un momento el tiempo pasado en la frontera y cómo todo esto ocurrió y dichosamente nos reímos y nos sentimos felices de saber que todo haya terminado.

Al recordar por un momento el aparente caos que experimentamos, nos reasociamos y llevamos a cabo revaluaciones conectivas en las asociaciones caóticas de espacio/tiempo que aparentemente continúan estando ahí. Esto es lo que es un salvador del mundo. Él entra en la asociación, asume una apariencia de múltiples dimensiones en el espacio/tiempo, y hace una reconexión en su mente. ¿Lo ves?

De manera que, cuando tomamos el Manual para el maestro de Dios escrito por un hombre resucitado que se hizo íntegro, una mente plena, en una referencia histórica y un marco de tiempo terrenal, Jesucristo de Nazareth, podemos llevar a cabo la aplicación de esta enseñanza la cual viene de fuera del tiempo y nos declara que nos ha llegado la hora de despertar.

Esto nos recuerda que éramos una semilla sumida en el caos, y que todo nos parecía sumamente caótico porque necesitábamos una llamada en nosotros o un momento en el tiempo en el que de momento pudiésemos pasar por una experiencia. Se trata de una designación pre-establecida, similar a un agente secreto en una asociación de espías. Pero en este caso él ni tan siquiera sabe que está siendo un espía en favor de Dios. Sus raíces son muy profundas.

¿Puedes escuchar esto?
Él es parte de la asociación de conflicto, pero crece hasta cierto punto en la reasociación y luego ésta se activa en él, y eso es lo que un salvador del mundo es. Luego progresará más rápidamente en la expansión de su mente en el sueño. A esto se le llama la carga de luz. Es asumir la carga de ser un salvador en la propia mente perceptual. Esto es realmente lo que un salvador del mundo es.

Cuántos Maestros de Dios se necesitan para salvar el mundo. La respuesta a esta pregunta es uno solo. Un maestro absolutamente perfecto que haya completado su aprendizaje es suficiente.

Ahora, si puedes dirigir tu atención a que haya un salvador ahí, separado de ti totalmente santificado y redimido que te haya salvado, tendrías que admitir el haber entrado en una completa reasociación contigo mismo y con las imágenes que aparentemente has proyectado, cuya función de salvador estás negado.

En esto radica la noción completa del curso que enseñamos. Cambia la causa o cambia el efecto y nota como la causa es diferente en tu mente. La admisión por ejemplo, de que ésta sea una asociación absolutamente verdadera no requiere que se identifique la asociación que lo causó. Lo único que se requiere es que se admita su veracidad.

Si miras una imagen que has proyecto fuera de ti hay dos maneras para poder reconocer su veracidad. Una es por lo que aparentemente te dice con relación a ti mismo, lo cual de hecho es tu propia mente, la otra por cómo la reconoces liberándola al no tener necesidad de formular ninguna idea acerca de ella.


Éste, santificado y redimido, se convierte en el Ser que es el Hijo de Dios. Aquel que ha sido siempre espíritu pleno ya no se ve a sí mismo como un cuerpo, o menos aún, en un cuerpo. Por lo tanto es ilimitado. Y al ser ilimitado, sus pensamientos son parte de Dios por siempre y para siempre. Su percepción de sí mismo toma como base el Juicio de Dios, no el suyo propio. Así, comparte la Voluntad de Dios, y lleva Sus pensamientos a aquellas mentes que siguen engañadas. Es uno para siempre, porque es tal como Dios lo creó. Ha aceptado al Cristo y se ha salvado.

Jesús nos ofrece aquí una definición de él mismo, o una definición de ti cuando reconoces, según despiertas de tu sueño, que se trataba meramente de tu propio sueño. Y que fuiste solamente tú quien lo causó. Que todo el conflicto estaba solamente en tu mente, y que por lo tanto tú mismo debes ser el salvador del mundo, de existir alguno. Ahora, si permites que un aparente e íntegro salvador entre a tu sueño tiene que ser porque lo has pedido. Y recuerda que si lo juzgas tomando como medida cualquier razón que estés forzando en tu asociación, él no puede superar el juicio que hayas acerca de ti.

Todo el mundo está esperando por la segunda llegada del salvador
como un evento fuera de sí mismo, y eso no es lo que va a ocurrir.
Todos siguen mirando alrededor y diciendo, “¿Dónde está ese salvador y cuándo va a llegar?”
Obviamente, no va a llegar nunca. Increíble..

Él es uno por siempre, por ser tal como Dios lo creó. Él ha aceptado al Cristo, y se ha salvado. Y así es como el hijo del hombre se transforma en el Hijo de Dios. Qué interesante, esa es una hermosa expresión cristiana` bíblica. No se trata realmente de un cambio; es un cambio en la mente. Nada externo cambia, pero todo lo interno ahora refleja solamente el Amor de Dios… y las asociaciones externas aparentes que él ha establecido cambian para mantener la identidad del yo que se refleja a sí mismo. ¿Lo puedes ver?

Fragmentos de:
Un maestro que salva al mundo / El significado del sacrificio
De la serie Lecturas de Master Teacher