EnglishEspañolDeutschPolskiNederlandsελληνικάItaliano
EnglishEspañolDeutschPolskiNederlandsελληνικάItaliano

#cuántico #psicología #ciencia #teletransportación

Iluminación cuántica

Una introducción al entrenamiento mental de Un Curso de Milagros

¿Será que tan solo por un momento yo deba intentar enseñar acerca de un curso, la idea de un entrenamiento mental que pudiera mostrarme algo diferente de lo que quiero creer acerca de mí? Y que las ideas acerca de lo que deseo ver puedan aumentar el tejido de la asociación de la luz en un reconocimiento continuo de, dime, “un lugar diferente”. Lo primero que logré hacer con respecto a esta idea acerca de una asociación de tiempo espero que haya sido eliminar en ti la idea de que el tiempo por sí mismo no ofrezca una resolución al conflicto inherente del lugar en el que te encuentras. En realidad eso fue todo lo que hice.

Lo que quiero hacer contigo es ofrecerte mi certeza de que al matricularte, en la idea de una estructura, la idea de estudiar, la idea de enseñar, tienes una parte que necesariamente debe expresar y determinar la existencia de otra alternativa que siempre tienes disponible. Ahora, el darnos cuenta de que los procedimientos de lo que te ofrezco vienen de una mente singular y universal quizá no sean tan obvios para ti, mírame, y esa es la razón por la que necesitas un entrenamiento mental, ¿no es así? En otras palabras, si cuando empiezo a enseñar tengo la determinación de ofrecerte un universo paralelo a mi identidad, voy a tener que admitir de alguna manera, que el mundo que estoy viendo ahí afuera no es lo que realmente soy.

Lo sorprendente de esto es, ¿quieres que te diga partiendo de una nueva perspectiva cuántica sobre la expresión del ser que lo que estamos haciendo es mantener nuestro yo? Hemos empezado a encontrarnos en otro lugar y otro tiempo. Me encantaría poderte mostrar cuán rápido puedes llevar a cabo una conversión en tu mente, en el ejercicio de preguntas y respuestas que tienes acerca de ti, dentro del marco de este Curso de Milagros. “Bueno, ese libro me parece bastante grueso, me pregunto si podré …” No te preocupes por eso. No te preocupes por eso en absoluto. Eso es meramente algo que te recuerda constantemente que la manera como te vas a re-descubrir no debe preocuparte… con la única excepción de que debes hacerte responsable de dos cosas: ¿Enseño por un momento?

Primeramente, vas a recibir el resultado de lo que tengas en tu mente. No me va ayudar en absoluto el yo aparecer aquí dentro de un tejido que tú identificas como una materia de especialización cuántica que se relaciona con la fuente universal de realidad que se encuentra allá afuera. ¿Lo puedes ver? Porque voy a entrenar tu mente de manera sistemática hacia la idea de que esto no es real, vamos, si voy a tratar de mostrarte que todo el universo se encuentra allá afuera, es virtualmente imposible sin entrenar tu mente que te des cuenta, ¿quieres que lo compartamos?, que todo lo que estás viendo como parte de la identidad que te has adjudicado lo que hace es justificar la manera cómo has organizado lo que eres partiendo de una correspondencia que forma parte de tu propia identidad.

La dicha, utilicemos lo que conocemos como el Entrenamiento mental de Un Curso de Milagros. ¿Será que deba considerar la idea de un ciclo al mirar los primeros cincuenta días? Los primeros 50 días incluyen todo lo que necesitas saber para llevarte a un factor que aumenta la importancia de, ¿qué? Primero, que yo soy responsable de esto. Ahora, quizá no me sea fácil reconocer esto por completo en este momento, pero la noción de que se pueda reconocer estando en el lugar en el que me encuentro, es el elemento crucial de las primeras cincuenta lecciones. Lo que esto dice es: “Soy responsable de lo que veo, pero aparentemente estoy en un lugar en el que no me puedo reconocer”. Escucha, eso no es así.

¿Lo ves? Todo lo que estás viendo en este mundo de la mente universal te dirige directamente a tu propia consciencia de identidad, como Homo Sapiens, como idea de forma corporal, en la que la evidencia de cómo te sientes da como resultado el reconocimiento y la idea de lo que eres. Pero has admitido esto: Soy responsable de lo que veo, elijo las ideas que deseo y todo lo que me está sucediendo, de acuerdo a las primeras cincuenta lecciones, es el resultado que yo mismo he determinado.


Si todavía no tienes tu copia de Un Curso de Milagros, ¡consigue una!
Porque voy a hacer una demostración de éste ahora partiendo de la idea de una
secuencia de tiempo y quiero que veas como poco a poco puedo ponerlo en práctica.

Cuando llegué a este tejido esta mañana dije, “¿Qué está pasando aquí? Esta asociación de tiempo está expresando la idea de estar consciente de un auto concepto y me está diciendo que puedo cambiar mi manera de pensar acerca de lo que yo pensaba que era y que al hacerlo seré completamente diferente, porque en cada momento soy completamente diferente”. Cada vez que decido no aferrarme a mí, considerando las primeras cincuenta lecciones, o particularmente las primeras diez, descubro un yo completamente nuevo. De manera que ahora puedo salir al mundo, y me puedo sentar contigo considerando la idea de unas lecciones que haremos juntos, y en cualquier momento en la expresión de lo que te ofrezco al reconocer el mecanismo de enseñanza, descubrimos: Primero, que tan solo te enseñas a ti mismo. Segundo, que solamente escuchas lo que quieres escuchar. Tercero, que lo que quieres escuchar cambia todo el tiempo. ¡Bien!

El progreso que estás teniendo, esto es importante, no tiene nada que ver con ninguno de tus conceptos. Puede que momentáneamente tenga que ver con la evaluación emocional que estés teniendo de ti mismo, porque estás preocupado debido a una necesidad que saber quién eres, y de sentir toda la dicha y el amor que va a resultar en el dolor, la soledad y la muerte de tu propia identidad. Esa es la única razón por la que me necesitas.

Mira: Las primeras lecciones en este milagro de la conversión del reconocimiento del factor de luz que te ha mostrado directamente que a pesar de objetarlo inmediatamente, tus objeciones no tienen absolutamente nada que ver con todo lo que eres. ¿Quieres que lo miremos? Tu idea acerca de lo que eres está basada en una objeción a lo que sé que eres partiendo de mi iluminación. Pero en cuanto empezamos a compartir la idea de que hay otra manera de mirar esto, empezamos a deleitarnos con otro modo de verlo. Y eso precisamente es lo que vamos a hacer ahora mismo aquí.


El libro de ejercicios de Un Curso de Milagros

Lección 1 - Nada de lo que veo tiene significado.

Lección 2 - Le he dado a todo lo que veo el significado que tiene para mí.

Lección 3 - No entiendo nada de lo que veo.

Lección 4 - Estos pensamientos no tienen significado.

Lección 5 - Nunca estoy disgustado por la razón que creo.

Lección 6 - Estoy disgustado porque estoy viendo algo que no está ahí.

Lección 7 - Solo veo el pasado.

Lección 8 - Mi mente está preocupada con pensamientos del pasado.

Lección 9 - No veo nada tal y como es ahora.

Lección 10 - Mis pensamientos no tienen significado.


¿Y cómo te va con esto? ¿Te parece emocionante? Fíjate, hemos organizado esto partiendo de la premisa de que de ahora en adelante vas a poder utilizar esta facultad que te provee el libro Un Curso de Milagros, escucha, independientemente de lo que diga conceptualmente, independientemente del cuerpo. Finalmente, mis amores, logré que miraran la idea de que a mí no me preocupa en absoluto cualquier factor que tengan en su mente que se relacione con lo que piensan que son.

Voy a utilizar un enfoque científico por un momento. Se trata de la ciencia de tu mente con respecto a la idea razonable de que sabes perfectamente bien, tanto en el tiempo como en el espacio, que existe algo más en la actividad del poder de tu mente. Y lo vamos a encontrar en las lecciones once a la quince en lo que parecen ser los primeros quince días, los cuales se pueden reducir a cualquier ciclo de tiempo en el que quieras reconocer lo que eres.


Lección 11 - Mis pensamientos sin significado me están mostrando un mundo sin significado.

Lección 12 - Estoy disgustado porque veo un mundo sin significado.

Lección 13 - Un mundo sin significado engendra miedo.

Lección 14 - Dios no creó un mundo sin significado.

Lección 15 - Mis pensamientos son imágenes que yo he fabricado.


Gracias por ese periodo de quince días en el que, según miras en retrospectiva la idea de que en la primera hora de esta asociación nos hayamos reunido con el propósito de mostrarnos que en el holograma del reflejo de luz en el que nos identificamos hemos estado haciendo una pictografía, de eso se tratan las primeras quince lecciones ahora, o los primeros tres días, o primeros quince minutos, o el reconocimiento de que el ciclo de tiempo en el que he llegado a la idea de que el reflejo de luz que estoy recibiendo de hecho no es lo que yo soy, y que ésta es la manera como me he reconocido en este entrenamiento mental.

Voy a asumir responsabilidad de una alternativa que deseo a pesar de no poderla reconocer. Sin embargo, cada vez que aparentemente la reconozco, siento, al menos por ese momento, la felicidad que quizá tú, en tu propio factor de holograma de tiempo me expresas al decirme “Me he reconocido”. Gracias por estas quince lecciones. Mis amores, me encanta. Todo lo que tenían que hacer era practicarlas. Escúchenme. No se requiere que estén de acuerdo con ellas. De hecho, todo lo que hacen dentro de una perspectiva de identidad en el espacio / tiempo es una provisión para no aceptarlas. ¿Pueden ver por qué? Mientras puedan mantener una idea de miedo en la mente, la idea de pérdida, dolor y soledad, los puede proteger. ¿Decimos por qué? Si pierden la noción acerca de lo que pensaban que eran, dime, “Sería otra persona”. Por supuesto. Todo lo que realmente aprendieron de mí por medio de las primeras quince lecciones es que lo que ustedes pensaban ser, en la idea del cautiverio de esta referencia de espacio/tiempo en el reflejo de luz, no es lo que son.

He venido a ti ahora en una secuencia de entrenamiento mental de tu mente para ofrecerte otra solución a tu presencia, usémosme a mí en ese reflejo de luz, diciendo que los primeros quince días te han demostrado lo que pudo haberte tomado veinte mil años. Lo que descubriste conmigo es que todas las memorias que tengo acerca de mí, en su totalidad, incluyendo todo el dolor, la infelicidad, la pérdida, la tristeza, todo aquello que he valorado como parte de mi identidad dentro del poder de mi mente para decidir el resultado que yo quiera, es meramente una decisión dentro del tejido del tiempo, dime, “Quiero ver de una manera diferente”. Gracias por eso.

Me voy a ir ahora como parte del holograma, para demostrarte el momento cuántico en el que re apareces en el tiempo según intentamos pasar de los primeros quince días a la idea de estos haberse acumulado en tu mente como el poder de una decisión con respecto a ti mismo que has tomado. Dios va con nosotros donde quiera que vayamos, ¿no es así? Me siento emocionado ante le posibilidad de que quieras mirar la lección dieciséis conmigo. Regreso en un momento. La llevas contigo donde vayas, ¿verdad? Estás sintiendo la felicidad de tu participación. Estás compartiendo conmigo la idea de que todos somos bendecidos, todos. Estamos juntos en esa solución, en esa iluminación de la mente.

Fragmentos de:
UN CURSO DE MILAGROS – Las primeras 50 lecciones
con El Maestro de maestros de Un Curso de Milagros